¡En Alemany hemos hecho reformas!

En Alemany tenemos el propósito de compartir y transmitir experiencias. Tanto es así que desde el momento que fabricamos nuestros helados artesanales, hasta que los servimos a nuestros clientas, buscamos la excelencia en calidad y servicio.

Las exigencias legales, así como los desarrollos tecnológicos, son inputs externos que tienen un efecto importante en las empresas. Atender todas estas exigencias, conlleva una flexibilidad de gestión, cono el objetivo de compartir y hacer extensible a todos los niveles todos aquellos aspectos que definirán lo marco de la empresa y regulan el sector.

Sin embargo, las compañías deben saber responder ante una obligación económica, en algunos casos importante, ya que para satisfacer las exigencias legales, las inversiones toman importancia en los presupuestos.

Mejoras que hemos incorporado en Alemany  

Actualmente, en Alemany sacamos pecho de todo lo que hacemos y cómo lo hacemos. Empresa de cuarta generación, fiel a sus orígenes y principios. El bisabuelo, dejó dicho que las cosas se tenían que hacer de la mejor manera, con la meta de obtener crecimientos cualitativos que respondan al mercado.

La incorporación de nuevos maduradores, homogeneizadores, frezzers y demás maquinaria, nos ayudan a garantizar un producto de una calidad extraordinaria; con la aplicación tecnológica de unas envasadoras termoselladoras y unas estaciones de encapsulado, ofrecemos un producto individual exclusivo en el mercado, bajo una marca fresca y divertida.

Los cambios normativos, también aportan beneficios, tales como el cambio de tipo de gas de las cámaras frigoríficas, que el nuevo es más respetuoso con el medio ambiente. La instalación de una unidad depuradora y tratamiento de residuos, colaboran también en esta misión ecológica.

Como decíamos al principio, nuestro bisabuelo dejó también un buen legado, que generación tras generación hemos conservado y mantenido.

La esencia de las recetas más puras y naturales, la manipulación de los productos más detallados y la ilusión en todo lo que hacemos, es la base y fundamento de nuestro día a día.

Así pues, siguiendo nuestros principios y fieles a nuestra filosofía, un año más hemos avanzado en calidad, persiguiendo nuestro objetivo de ofrecer la experiencia más dulce dentro de una marco de calidad y servicio incomparables.

El producto congelado, ya sea pan, bollería, pastelería o helados artesanos, son productos que por su característica de conservación deben mantenerse siempre en un ambiente de temperaturas inferiores a -18ºC. Con este propósito

En Alemany disponemos de una flota de camiones equipados con placas de hielo, que a diferencia de los equipos de tiro forzado, garantizan una temperatura más baja la cual perdura durante más tiempo y se transmite más fácilmente a la carga. 

Ahora bien, este invierno hemos instalado en Alemany un aislamiento térmico especial en todo el muelle de carga, que garantiza una conservación y aislamiento de la temperatura. Sin embargo, el cambio de las puertas de los muelles por dos puertas con abrigo de acoplamiento, garantizarán la no penetración del ambiente externo y consecuentemente el escape del frío interno.

Esta reforma sin embargo, ha llevado a más cambios estratégicos en la distribución y ubicación de las zonas comunes y de gestión logístico-administrativas. Para un mejor control de los accesos, una gestión interna más eficiente y una movilidad más ágil y estructurada, se ha cambiado la distribución de la oficina central del almacén en el espacio existente entre los dos muelles de carga, habilitando espacios de visión hacía el exterior e interior de la nave.

En resumen, todas estas mejoras son pequeños procesos hacia una gestión más eficiente y eficaz, que darán pie a ofrecer una mejor calidad plasmada en el producto y el servicio, del cual el cliente podrá disfrutar de ellos desde los inicios de la próxima campaña.